Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir Artículo
X

La llegada de otro bebé a la familia

(0 opiniones)

La llegada de otro bebé no siempre es algo fácil de aceptar. Es el inicio de una nueva historia, una historia de hermanos, repleta de lindos momentos para recordar. 

Miércoles, Febrero 17, 2016

La llegada de otro bebé a la familia ¿Cómo se lo tomará el mayor? ¿Cómo será su relación? Un tema que muchas veces inquieta a las mamás embarazadas y a la familia. 

¿Se puede querer tanto al segundo hijo como al primero?

Esta es una pregunta que a menudo ronda en la cabeza de las mamás y la familia, aunque no siempre se atrevan a formularla de forma explícita. Deben estar tranquilas, pues la relación que una mamá tiene con cada uno de sus hijos es diferente, porque cada bebé es único. Además, el amor nunca falta. A penas conozcan a su nuevo bebé se van a enamorar de él.

El papel de los hermanos en la familia 

Con la llegada de otro bebé, el primer hijo pasa de ser el mayor de la familia ¡Tremenda responsabilidad! Sin embargo, esto también significa que va a tener que compartir a sus padres, su casa, sus espacios, sus juguetes, su familia. La llegada de otro bebé no siempre es algo fácil de aceptar. Es el inicio de una nueva historia, una historia de hermanos, repleta de lindos momentos para recordar. 

Cómo preparar a los niños para la llegada de otro bebé a la familia 

Anunciar a un niño que va a tener un hermano es un momento en el que afloran muchas emociones ¿Cuándo se le debe decir de la llegada de otro bebé a la familia? A partir de los tres meses de embarazo, cuando el riesgo de aborto natural es menor y comienza a crecer el vientre, es un buen momento para confirmar la llegada de otro bebé a la familia. Hay que contarle la noticia de la llegada de otro bebé a la familia con palabras simples y dejar que exprese sus sentimientos. Puede que salte de alegría o que no le guste mucho la idea de la llegada de otro bebé a la familia. Esta última reacción es normal, necesita tiempo para acostumbrarse para la llegada de otro bebé. El embarazo es largo y hay mucho tiempo para ir preparándolo como hijo y hermano. 

Antes de que nazca el hermano, la mamá debe hablarle a menudo de la llegada de otro bebé a la familia: de que la vida va a cambiar, pero que siempre estará ahí para él, recordándole todo el amor que le tiene la familia en general. También le puede leer cuentos, hay muchos libros que hablan sobre la llegada de otro bebé a la familia. 

Después de que nazca el bebé, la mamá debe tratar de hacer que el niño se sienta como el hermano mayor, integrado a la familia y le puede encargar algunas tareas domésticas simples, como que traiga una manta para tapar al bebé. De esta forma, el niño irá participando de la crianza del hermano, lo que lo ayudará a familiarizarse más rápidamente. 

Los celos con la llegada de otro bebé a la familia 

Los celos son una parte normal de la relación fraternal, e incluso son positivos porque pelearse ayuda a crecer. De esta manera, cada niño se hace autónomo, crea su personalidad haciendo llegar sus mensajes, marcando su territorio, probando sus límites y, a fin de cuentas, desarrollando confianza en sí mismos. 

Al compartir su vida cotidiana con un hermano, un niño también aprende a compartir, negociar, aceptar compromisos, descubrir la justicia, etc. En resumen, las reglas de la sociedad. 

Cuando los hermanos se pelean, hay que dejarlos que resuelvan sus diferencias siempre que no lleguen a las manos. Si se golpean las disputas empeoran, por lo que hay que intervenir sin tomar partido. También hay que intervenir cuando uno de los hermanos pasa a llevar al otro en el trato. Las madres siempre deben ser justas y ecuánimes.

El mayor vuelve a comportase como un bebé ¿Es normal?

Tras el anuncio de la llegada de otro bebé a la familia o luego de su nacimiento, el niño mayor puede tener algunos retrocesos y puede volver a mojar la cama por las noches, a pedir leche en la madrugada o a exigir que lo suban en su coche para ir de paseo. En otras palabras, vuelve a hacer cosas que ya no hacía. 

Este fenómeno de “regresión” es totalmente frecuente, normal y pasajero. El niño quiere llamar la atención de la madre y la familia. Necesita demostrar que existe cuando todo el mundo tiene ojos para el más pequeño. También es su manera de expresar los sentimientos contradictorios que vive en ese momento: celos, orgullo, odio, amor.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti