Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir Artículo
X
liquido amniotico

Mi bebé y el líquido amniótico

(0 opiniones)

Principalmente conformado por agua, el líquido amniótico contiene proteínas, lípidos, carbohidratos y sales, primordiales en la alimentación en el embarazo, porque ayudan al desarrollo fetal. 

Miércoles, Enero 20, 2016

A través del embarazo el líquido amniótico presenta propiedades capaces de participar en los gustos o audición de tu bebé, además de ayudar en la nutrición y servir como sistema de protección y amortiguación. Pero eso no es todo.

Principalmente conformado por agua, el líquido amniótico contiene proteínas, lípidos, carbohidratos y sales, primordiales en la alimentación en el embarazo, porque ayudan al desarrollo fetal. También contiene células que sirven para conocer el estado de oxigenación del feto, mediante un examen llamado amniocentesis.

¿El líquido amniótico protege a mi bebé?

Absolutamente. Durante el embarazo el líquido amniótico protegerá a tu bebé de los golpes, lo mantendrá a una temperatura adecuada, cuidándolo de los ruidos y la deshidratación. Además, su aporte en agua y sales minerales es vital en la alimentación en el embarazo. Es conocido en el embarazo como el líquido que sale cuando "se rompe la bolsa de agua" (poco antes del parto), teniendo entre medio litro hasta un litro y medio a la hora del parto.

El líquido amniótico es levemente azucarado y eso explicaría la preferencia del bebé hacia el sabor dulce. Desde la 13ª semana de embarazo el bebé lo traga e inhala repetidamente, pudiendo memorizar sabores presentes en las moléculas del líquido. La correcta alimentación en el embarazo es esencial para que el bebé tenga una apertura al mundo, percibiendo los distintos sabores y olores de las comidas que consume la mamá. Esto puede explicarse por algunas moléculas presentes en el líquido amniótico, capaces de transmitir olores y que a través de propiedades aromáticas pueden influir en el desarrollo de los sentidos del gusto y del olfato.

Es posible que te comuniques con tu bebé en el embarazo, si piensas que el líquido amniótico otorga el medio acuoso necesario para que perciba ruidos o escuche tu voz. Mientras practicas una equilibrada alimentación en el embarazo, puedes hablarle a tu bebé, que en el segundo trimestre del embarazo lo más probable es que practique movimientos, ejercite el equilibrio y comience a desarrollar su sentido del tacto. Todo mientras se encuentra seguro y libre de golpes en el líquido amniótico. Su futuro encuentro con el mundo puede depender de cómo es tu comunicación con él durante el embarazo.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti