Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir Artículo
X
bebe-chupete.jpg

El uso del chupete y los hábitos del bebé

(0 opiniones)

En torno al chupete surgen innumerables teorías respecto a los beneficios y los problemas asociados a él. Aquí te contamos sus pros y contras.

Martes, Febrero 2, 2016

El uso del chupete es un tema importante respecto a los hábitos del bebé. En torno al chupete surgen innumerables teorías respecto a los beneficios y los problemas asociados a él. Aquí te contamos los pros y los contra del uso del chupete.

El bebé nace con el instinto de succión desarrollado, algunos incluso se chupan los dedos en el vientre materno, es parte de los hábitos del bebé. La succión cumple para el bebé una función relacionada con la nutrición y al mismo tiempo es un método que les permite calmarse y estar cómodos en un ambiente que al nacer les es absolutamente desconocido. Pero ¿son realmente buenos los chupetes para el bebé?

Pros del uso del chupete:

El chupete puede calmar al bebé cuando está mañoso.
El chupete ofrece distracción temporal para el bebé, lo que te da tiempo a ti para hacer otras cosas.
El chupete ayuda a que tu bebé concilie el sueño.
Un chupete ayuda a reducir el riesgo de muerte súbita en el bebé.
El chupete es desechable. Como parte de los hábitos del bebé, se puede modificar con el tiempo.

Contras del uso del chupete:

El uso temprano del chupete puede interferir con la lactancia. Algunos bebés tienen problemas para adaptarse a la lactancia, pues este es uno de los hábitos del bebé que le resultan más cómodo y sencillo: succionar el chupete.
Tu bebé puede volverse dependiente del chupete lo que es un problema cuando se le cae mientras duerme o cuando el bebé sale de la casa sin el chupete.
Según la Sociedad Americana de Pediatría el uso del chupete aumenta el riesgo de infecciones en el oído medio en los niños menores de 3 años.

¿Qué hacer con este hábito en el bebé?

Si es uno de los hábitos del bebé es usar chupete, espera hasta que la lactancia se haya consolidado bien, esto implica que tu bebé ya succione de manera adecuada y tenga regulados sus horarios para amamantar. Cuando esto ocurra podrás incorporar el chupete sin riesgos de que intervenga con la lactancia del bebé. Así podrá seguir amamantando a tu hijo todo el tiempo necesario sin alternar los hábitos del bebé.

Deja que tu bebé decida. Si no está interesado vuelve a intentarlo, y si lo vuelve a rechazar, no lo fuerces.

Elige la forma de chupete que más le acomode a tu bebé.

Una vez que hayas elegido el chupete que más le gusta a tu bebé, compra varios iguales.
Mantén en chupete limpio. Una buena alternativa para que no le salgan hongos es enjuagarlo en partes iguales de agua y vinagre por unos minutos al día.

Mantente atenta a cualquier signo de deterioro del chupete. Un chupete roto puede causar asfixia.
Prueba otras formas para calmar a tu bebé. No uses el chupete como primera alternativa para tratar estos hábitos del bebé. Muchas veces un cambio de posición si está incómodo, o una mamadera en caso de hambre pueden ser mejores soluciones.

Ponte un límite de tiempo. Hay que saber hasta qué punto vas a querer que tu bebé use chupete. La mayoría de los niños lo usan hasta los dos años. Pasada esa fecha hazte el propósito de ir limitando su uso para luego definitivamente erradicarlo.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos

0 opiniones

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti